Sinopsis

Octubre 1st, 2012 Leave a comment Go to comments

Esta no es una historia completa; ninguna historia lo es. Ni siquiera es la historia de hechos reales o imaginarios. Es una historia de sentimientos.

El protagonista de esta historia tampoco tiene un nombre específico, porque el protagonista podría ser cualquiera de nosotros.

La vida de una persona merece tener una biografía, pero esta historia tampoco pretende narrar la vida de alguien. Lo que pretende, es enfrentarnos a nuestro propio ego; pretende revisar como forjamos nuestros paradigmas a través de nuestras vivencias.

Pretende mostrar cómo forjamos nuestro caracter desde el albor de nuestras vidas, hasta el anochecer de nuestra existencia.

El protagonista revisa su vida en una tarde moribunda, mientras escucha música y mantiene el televisor encendido, usando esto como un pretexto para no realizar deberes que tiene que cumplir, sin sentirse de ánimos para ello.

Su subconsciente le impulsa a un viaje a su pasado, valorando cada evento que tuvo algún significado en su vida.

Narra cómo acontecimientos que se pierden en la bruma de sus tiempos moldearon su manera de ser y le convirtieron en la persona que es. Explica cómo, actitudes que surgieron de un impulso en la primavera de sus días, se convirtieron en producto de la cautela con el paso de los años. Muestra cómo la manera de entender lo que sucede en torno nuestro, es percibido de manera distinta al transcurrir de los años. Cómo, los mismos eventos que inicialmente abordamos con pasión desbordante, son percibidos con distintos matices durante nuestra madurez.

Pero, más que nada, nos descubre como simples seres humanos, que podemos equivocarnos tanto como acertamos, que construimos un esquema vital al mismo tiempo que nos autodestruimos, que malinterpretamos lo que otros llegan a hacer por nosotros, para luego reprocharnos a nosotros mismos por lo que pudo ser y nunca concretamos.

El propósito es invitarte a vivir la historia como si fueras tú su protagonista, que experimentes en cabeza ajena y disfrutes de los aciertos del personaje principal y sientas como propio su sufrimiento.

Si consigo involucrate a ese grado habré cumplido mi propósito y te habré hecho cómplice de una historia maravillosa, porque la vida de cualquier persona lo es, aunque no sepamos valorarla en su justa medida.

  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

%d bloggers like this: