Home > Uncategorized > Epílogo.

Epílogo.

Lucy y yo por fin estábamos reunidos con nuestra pequeña. No quisimos presentar cargos contra Gabriela, quien, arrepentida, había facilitado las cosas para la aprehensión de Josafath.

Se le ofreció a Lucy retomar su empleo, con una importante promoción para convencerla de regresar. Ella declinó argumentando que, por unos años, deseaba dedicarse por completo a Diana Evelyn.

A lo largo de todo este proceso, ambos descubrimos los límites de nuestra propia libertad. Nos dimos cuenta que la libertad es tan flexible, que podemos moldearla tanto como nuestras necesidades personales lo exigiesen, pero que esta flexibilidad tiene un precio.

Es hasta que una persona descubre los límites de su propia libertad, hasta que experimentamos en carne propia las consecuencias de ejercerla, que finalmente nos liberamos, pues hasta en el compromiso existe libertad.

En lo personal, también recuperé algo en lo concerniente a mi ego virtual. ¿Es la libertad producto de nuestra esencia como personas, o la generamos a través de lo que nos hace ser personas?

* * * F I N * * *

Ver tabla de contenido Leer el capítulo anterior

Categories: Uncategorized Tags:
  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.